¿Sabes que es temperatura de color y cuál es la ideal para tus luces Principales? ¡Apréndelo en solo 3 pasos!

Compartir publicacion

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

¿Sabes que es temperatura de color y cuál es la ideal para tus luces Principales? Es un tema sencillo pero muy importante que conozcas sobre ello y ahora lo aprenderás en solo 3 pasos.

Paso 1: ¿Qué es la temperatura de color?

La temperatura de color se mide en grados Kelvin (K) Es una medida del tono de la luz “cálida” o “fría”; en otras palabras, es el color que emite la luz de los bombillos. Es por ello que en la información de las luces de cabecera seguramente te encuentras algo como 4300k, 5000k, 6000k, etc. y se refiere a las distintas tonalidades que puede tener una luz.

Por lo general, no es detectable a simple vista, pero al comparar directamente dos luces con temperatura de color diferente sobre una hoja de papel blanca al mismo tiempo, podremos observar la diferencia de tonalidades entre ellas.

Paso 2: ¿Cuáles son las diferentes temperaturas de color?

  • Iluminación cálida: Estas son luces de color amarillo pálido y su temperatura de color es inferior a 3300 K, aunque la temperatura más cálida y común está entre 2700-2800 K. Esta temperatura de color es la que utilizan las luces halógenas.
  • Luz de día o neutra: El rango es de 3300K a 5000K. Su tonalidad es blanquecina sin embargo aún mantiene tonos cálidos o amarillentos, es decir aun no posee una luz blanca pura.
  • Luz fría: Este rango de 5000 a 6500K, la temperatura de la mayoría de las lámparas fluorescentes convencionales es de 6500K. Este rango es de una luz blanca a tener tonalidades frías o azuladas.

Paso 3: ¿Cuál es la ideal para mi carro?

Primero, debemos aclarar que la luz muy blanca se diferencia de la cantidad de luz, es decir, que la tonalidad de la luz sea perfectamente blanca no significa que la calidad y la luminosidad sea perfecta. Por otro lado, la luz más blanca está entre 4.000 y 5.000ºK. Por encima de este rango, el tono cambia a azul y morado, mientras que, por debajo de este rango, se vuelve más amarillo. No es que cuanto más alta sea la “temperatura de la luz”, mejor se verá.

La medida de la cantidad de luz que produce el faro se mide en lúmenes (LM) por lo que la temperatura de color (K) es una característica mas que conforma la luz de cabecera. Por lo que escoger adecuadamente la temperatura de color de tus luces dependerá de tu propia comodidad, ya que existen ventajas en una luz amarilla en comparación con el blanco, como, por ejemplo: reduce el deslumbramiento y tiene mejor visibilidad en la lluvia o la niebla. Así mismo posee desventajas como su capacidad lumínica es menor.

Observar la tabla de tonalidades en la temperatura de color te ayudara a decidir cual es la mejor para tu y con cual te sientes más cómodo, así cuando cuándo quieras cambiar las luces para tu auto, estarás mas seguro de que es lo que prefieres y con cual podrás conducir con mas comodidad en la ruta que más frecuentas.

Suscríbase a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y aprende de los mejores

Mas de tu interes:

¿Quieres conocer nuestros servicios?

escríbanos y manténgase en contacto

Abrir chat
1
Hola 👋
¿Como podemos ayudarte?